Vernos, escucharnos, cuidarnos.

Vernos, escucharnos, cuidarnos.

La carta redactada por Elena Arráez, del equipo de enfermeras de la UCI del hospital San Juan de Alicante a las familias de los afectados dice en una de sus estrofas:

Todos somos uno y en estos tiempos tan difíciles hemos aprendido a sonreír bajo las mascarillas, a besar con el alma, a abrazar con la mirada, a acariciar con el pensamiento.

Estas palabras describen a la perfección el sentir general en el desarrollo de nuestra profesión. 

En esta crisis sanitaria el equipo de la Dra Mercè Campoy hemos aportado nuestro pequeño grano de arena: hemos donado a residencias todos los EPI’s y recursos sanitarios a nuestra disposición y según nuestras posibilidades.

Protegernos todos, una responsabilidad colectiva

El confinamiento es un acto que nos hace reencontrarnos con nosotros mismos.

Durante este periodo aflora una montaña rusa de emociones.

Soledad. Amor. Rabia. Solidaridad.

También hay tiempo para pensar en proyectos y soñar en otra realidad como nos gustaría que fuera. Cada uno en sus cuestiones.

Próximamente nos tendremos que adaptar a nuevos cambios sociales a todos los niveles.

Pequeños detalles que pasarán a ser una rutina a medida que nos vayamos adaptando.

Los abrazos, los besos, las sonrisas. Todo será distinto. 

Por este motivo, el equipo de la Dra. Mercè Campoy, estamos desarrollando un arduo trabajo para adaptar nuestra clínica a todos los protocolos de higiene y sanitarios que servirán para que todos estemos protegidos cuando nos visitéis.

Cuando volváis a nuestra clínica todo estará dispuesto para que como siempre os sintáis seguros y en las mejores manos.

Os esperamos.

Todos somos uno y en estos tiempos tan difíciles hemos aprendido a sonreír bajo las mascarillas, a besar con el alma, a abrazar con la mirada, a acariciar con el pensamiento.

Otros escritos que te pueden interesar