Carboxiterapia: por qué funciona y sus beneficios

El oxígeno y el carbono son elementos que fluyen por nuestro organismo y que tienen un papel protagonista en el tratamiento de carboxiterapia.

El oxígeno (O2 y O3) tiene el poder de hacer que nuestra piel se vea tersa y luminosa. Pero en estado puro nos lastima. Motivo por el cual si se quiere aprovechar su poder revitalizante se debe usar combinado con algún otro elemento que le permita oxigenar de forma inofensiva nuestra piel.

Este es el caso del átomo de carbono. El C se combina con dos átomos de oxígeno para constituir una molécula de CO2. Un gas cotidiano que inhalamos y exhalamos de forma natural y completamente segura.

En condiciones controladas por un médico, el CO2 puede ser inyectado de forma subcutánea produciendo efectos beneficiosos para nuestra piel. Nos permite luchar de forma muy efectiva contra la celulitis, manchas en la piel y cicatrices.

Cómo funciona la carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento de medicina estética que consiste en aplicar pequeñas microinfiltraciones de CO2 de manera percutánea o subcutánea.

Cuando nuestro torrente sanguíneo entra en contacto con el CO2, la hemoglobina se encarga de llevar el carbono de vuelta hacia los pulmones. Quedando el oxígeno en su lugar y activando los fibroblastos de nuestra piel.

Como resultado final, se estimula la creación de nuevo colágeno y elastina. Las cuales son las moléculas que proporcionan firmeza y elasticidad a nuestra piel pero que el organismo va perdiendo de forma natural a medida que envejecemos.

¿Dónde se suelen aplicar las inyecciones de CO2?

La carboxiterapia se aplica mediante pequeñas microinyecciones en puntos localizados.

Se suele aplicar en:

  • Cutis, cuello, escote, manos.
  • Párpados, ojeras, coloración de ojeras, bolsas.
  • Papada.
  • Estrías, cicatrices, quemaduras.
  • Flacidez en estómago, brazos y nalgas.
  • El tratamiento de la alopecia
  • Cómo coadyuvante en tratamientos de adelgazamiento y post liposucción.

Es muy importante que un médico descarte si puedes sufrir alguna contraindicación.

¿Se puede aplicar en cuerpo y cara?

Sí.

¿Cuántas sesiones de carboxiterapia se necesitan para ver resultados?

El tratamiento depende de las características de cada paciente y de la dolencia a tratar. Por ejemplo el tratamiento de la celulitis localizada puede requerir 2 sesiones semanales durante unas 8 – 10 semanas. Mientras que para el tratamiento de ojeras y bolsas se suele recomendar una sesión semanal cada 4 – 7 semanas.

Cada sesión suele durar entre 15 y 25 minutos.

Carboxiterapia facial

La carboxiterapia en el rostro es un tratamiento que merece una mención especial. El hecho de poder ser aplicado de forma localizada en lugares que no ceden con dieta ni ejercicio hace que sea especialmente demandado.

Entre sus beneficios:

  • Ayuda a combatir la flacidez del rostro.
  • Mejora la apariencia de las manchas y cicatrices.
  • Estimula la circulación sanguínea para tener una tez más sana e hidratada y ofreciendo a la piel luminosidad natural.
  • Mejora la elasticidad del tejido.
  • Mejora el aspecto de las bolsas de grasa.
  • Ayuda a tratar la apariencia de las ojeras muy oscuras.
  • Ayuda a disimular los signos del envejecimiento como arrugas y líneas de expresión.

¿La carboxiterapia tiene efectos secundarios?

El CO2 es un gas de aplicación muy segura en muchos campos de la medicina y que puede usarse sin grandes riesgos. En el caso de la carboxiterapia puede tener algunos efectos secundarios pasajeros.

Puede generar un ligero dolor mientras se difunde por el tejido. O una sensación de calor local. Como resultado de la activación de la circulación puede ocasionar enrojecimiento. Y en el caso de aplicarse en ojeras es posible que se produzca una ligera hinchazón durante algunas horas.

En cualquier caso, la carboxiterapia es en general fácil de aplicar, bien tolerada, segura y con pocas contraindicaciones.

Contacto

Estimado paciente,

¿Te gustaría tratar aquellas zonas del cuerpo que no ceden con dieta ni ejercicio?

Contacta con nosotros y estudiaremos qué opciones de tratamiento se adaptan más a tus características.

Estamos a tu disposición por las vías habituales de contacto.