CELULITIS

¿Qué es la celulitis?

La celulitis, también conocida como piel de naranja, es una de las problemáticas corporales más extendidas, que afecta al 80-90% de mujeres en sus diferentes grados.

La celulitis es una patología que afecta a las capas inferiores de la piel, provocando alteraciones morfológicas en su estructura que pueden llegar a ser visibles a través de bultos y hoyuelos. Se forma al producirse un desequilibrio entre el ritmo al que generamos grasas y las que consumismos.

Los adipocitos aumentan su tamaño empujando la dermis y la epidermis al exterior y haciendo que la piel se vuelva desigual, que se vea como piel de naranja.

¿Qué personas son más propensas a sufrir celulitis?

La celulitis afecta casi de forma exclusiva a las mujeres. Alrededor del 90% de la población femenina la padece en cierto grado. Pero también pueden padecerla los hombres, aunque es menos frecuente. Esta diferencia se debe a que los lóbulos grasos tienen una forma distinta en hombres y mujeres. Factores como la genética, morfología, raza y estilo de vida también influyen en la aparición de la celulitis. 

¿Qué tratamientos pueden quitar la celulitis?

Los expertos de la Clínica de la Dra. Mercè Campoy estudian de forma personalizada el tipo de celulitis de cada paciente para poder prescribir el tratamiento más efectivo para cada caso. Hay que tener en cuenta que el tratamiento de la celulitis es multidisciplinar y requiere de diferentes vías de acción para conseguir unos resultados satisfactorios: seguir un estilo de vida saludable, realizar tratamientos médico-estéticos específicos, etc.

Anterior
Siguiente

La predisposición genética, los niveles elevados de estrógenos, el estilo de vida y los altos niveles de estrés son algunos de los principales factores que influyen en el desarrollo de la celulitis.

Factores genéticos

  • Ser mujer.
  • Las mujeres blancas tienden a ser más propensas a padecer celulitis. Las mujeres latinoamericanas suelen mostrar alteraciones en las caderas. Las mujeres nórdicas en el estómago.
  • Distribución de grasas, número, preparación y sensibilidad de los receptores hormonales.
  • Predisposición al desarrollo de insuficiencia venosa.

Factores ambientales

  • Malos hábitos alimenticios. Consumo excesivo de grasas e hidratos de carbono, y bebidas carbonatadas con sales.
  • Una reducción del tejido muscular favorece la aparición del tejido adiposo.
  • La ropa ajustada impide que el drenaje de nuestra piel no funcione al 100%.
  • Los zapatos de tacón no favorecen la circulación.
  • El tabaco desencadena la formación de radicales libres que hacen que nuestra circulación no sea óptima.
  • El consumo de alcohol aumenta la formación de tejidos grasos.
  • Factores relacionados con otros tratamientos
  • Anticonceptivos..
  • Antihistamínicos.
  • Preparaciones antitiroideas.
  • Betabloqueantes.

Factores hormonales

  • Está comprobada una alta relación entre los estrógenos y la celulitis. Los estrógenos son típicamente una hormona femenina.
  • Comorbilidades (cuando coexisten 2 trastornos al mismo tiempo).
  • Combinación con un trastorno metabólico.
  • Junto con un trastorno hormonal.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedades ginecológicas.
  • Enfermedades nefrológicas.
 

Existen diferentes tipos de celulitis, en función de su localización o firmeza:

Celulitis generalizada

La celulitis generalizada aparece en mujeres obesas con malos hábitos alimenticios. Empieza en la adolescencia y se va agravando con los años. Causa un gran perjuicio estético.

Celulitis localizada

La celulitis localizada es más grave que la generalizada. Causa dolor intenso, sensación de pesadez (síndrome de las piernas cansadas), hinchazones por acumulación de líquidos (edema) y molestias al andar.

Celulitis dura

La celulitis acuosa es propia de personas activas y deportistas. Aparece durante la adolescencia. Este tipo de celulitis es compacta porqué la piel es firme y tonificada. Suele aparecer en las cartucheras en forma de estría. Su origen lo encontramos en una falta de nutrientes.

Celulitis blanda

La celulitis blanda es el caso contrario. Aparece en personas sedentarias o que se han adelgazado de golpe. Suele aparecer durante la cuarentena de edad en las piernas y/o los glúteos. Si no se trata puede causar dificultad para dormir, varices, mareos,…Se forman como resultado de la acumulación de ácidos grasos en la piel. Este tipo de celulitis es blanda porqué no se adhiere a la piel. Y suele ocupar grandes áreas del cuerpo.

Celulitis edematosa

También conocida como celulitis circulatoria es una de las consecuencias de una mala circulación sanguínea y linfática. Típicamente viene asociada a deformidades en las extremidades inferiores. La celulitis edematosa se origina cuando el cuerpo genera toxinas que el sistema linfático no es capaz de eliminar por si mismo. En su lugar, quedan atrapadas en nuestro organismo en forma de retención de líquidos.

La celulitis también se diferencia en 4 grados: 

Grado 1:

Los cambios son poco visibles en una posición recostada. Se revela cuando se aprieta la piel con la mano.

Grado 2

Los cambios en la forma de la piel desigual se aprecian estando de pie. En esta fase, la reducción de la celulitis es más difícil y requiere más tiempo.

Grado 3

La superficie de la piel es desigual, tanto en la posición acostada como de pie. Los gránulos en la piel son claramente visibles, y su presión es dolorosa. Las células grasas se agrupan en gránulos de 1 mm, aproximadamente.

Grado 4

La piel está llena de irregularidades y arrugas en todas las posiciones. Los grandes bultos son visibles a simple vista. Cuando se presiona suavemente el paciente siente dolor.

Catalan CA Spanish ES
PIDE YA TU CITA

T: 937 185 989
M: 640 648 209 
info@dramercecampoy.com